Saltar al contenido principal
English

Ojo seco crónico

Según estudios, las mujeres presentan más riesgo de tener ojo seco crónico, y una de cada 12 mujeres mayores de 50 años de edad se ve afectada por esta condición. Esto puede deberse en parte a los cambios hormonales que se originan durante la menopausia.

El ojo seco tiene lugar cuando el ojo no produce la suficiente cantidad de lágrimas o cuando produce lágrimas desproporcionadas. Las lágrimas están compuestas por agua, grasa, mucosidad y proteínas especiales que segregan las glándulas alrededor del ojo; una lágrima desproporcionada tiene lugar cuando uno de los componentes de la lágrima se produce en exceso o en menos cantidad.

Entre los síntomas, que van de leves a graves, se incluyen la sensación de que hay algo en el ojo o que algo raspa, picazón, ardor y visión borrosa. Las personas que tienen síntomas crónicos presentan un riesgo mayor de contraer infecciones oculares y problemas de visión permanentes.

Si bien no existe cura para el ojo seco crónico, existen diversas opciones de tratamiento disponibles para reducir los síntomas, desde gotas para los ojos de venta libre hasta terapias recetadas y cirugías. Entre los demás consejos para vivir con ojo seco crónico, se incluyen los siguientes:

  • Cuando use la computadora o esté leyendo, tómese un descanso para parpadear y descansar la vista.
  • Use gafas de sol envolventes para evitar que el viento sople en sus ojos.
  • Use un humidificador para mantener el aire de su casa o de la oficina humedecido.
  • Hable con el médico para saber qué lentes de contacto son los mejores para usted.
  • Pregúntele al médico qué gotas de venta libre para los ojos puede usar.
  • Evite frotarse los ojos.
  • No fume.
  • Evite el humo de otros fumadores, el viento directo y sentarse cerca de ventiladores o conductos de ventilación.

Los medicamentos contra los resfríos y las alergias, los medicamentos contra la presión arterial y el corazón, la terapia de reemplazo hormonal, los lentes de contacto y otras condiciones médicas como la diabetes y la artritis también pueden desencadenar síntomas de ojo seco. Si tiene los síntomas del síndrome de ojo seco, debe consultar con el médico para hablar acerca de sus inquietudes.

Looks like your browser is a little out-of-date.

Experience uhc.com at its fullest by upgrading to a newer version of one of these browsers: